Caso 2 de estrategia de marca:
La batalla que libramos es de percepciones.

Una conocida marca de “ordenadores personales” tuvo un problema de fabricación. Sus competidores habían lanzado la nueva generación y ellos llevaban un retraso de 6 meses.

¿Debilidad? Sí. ¿Cómo convertirla en fortaleza?, con un concepto e inversión en comunicación. El concepto propuesto: “ha merecido la pena esperar”. El consumidor percibió que el retraso se debía a una mejora substancial respecto a las opciones anteriores y al resto de ofertas del mercado. El concepto funcionó.