Si quieres recibir, primero piensa en ofrecer

Si quieres recibir, primero ofrece
Ofrecer para recibir

Al hilo de una recomendación estratégica para una emprendedora que quiere ampliar sus horizontes, estaba preparando este artículo que pensaba titular dar para recibir. Buscando en google descubro que ya hay un libro, escrito a modo de fábula, con ese mismo nombre.

Una idea sencilla, pero a la vez todavía ajena a la mayoría de las iniciativas empresariales. Ajena porque …

seguimos pensando en rentabilidad, en dinero, en margen y no tanto en servicio, valor o ayuda.

Pues bien, como en la mayoría de los casos, lo que funciona a nivel personal, también funciona a nivel empresarial. ¿De verdad nunca habéis experimentado la sensación de que cuando uno da, acaba recibiendo más? Es posible que no siempre de la misma persona o grupo de personas que reciben, pero sí de otras diferentes. Es como un agradecimiento cósmico que produce, no solamente felicidad al que da, sino consecuencias positivas y la sensación de que acabas recibiendo con creces.

Pues lo mismo vale para la empresa.  Si quieres recibir, primero piensa en ofrecer.

Me vienen a la mente dos empresas de muy diferente tamaño:

  • Trotaconventos. Un bar situado donde vivo. Pides una cerveza y te traen unas patatas, unas aceitunas y una tapa para cada uno. Si uno de la mesa no pide en la siguiente ronda, da igual. Las tapas van en función de los que están en la mesa. El dueño, con una permanente simpatía, se acerca siempre a saludarte y te cuenta un chiste. Algún viernes o sábado, tienes música en vivo. Y además, no es caro. Es más, diría que es más barato ¿De todos los bares de la zona, adivináis cuál está siempre lleno? ¿Adivináis dónde se le ocurre a la gente que pueda celebrar algo?. Una fórmula sencilla para un éxito garantizado.
  • Vaughan. Muchos hemos mejorado y algunos aprendido escuchando una radio que está permanentemente emitiendo en inglés. ¿Cuánto vale? Nada, es gratis. La consecuencia es clara. ¿Quién vende más libros de inglés? ¿Quién vende más retiros, seminarios o cursos de inglés en España? ¿Sea para ti o para tus hijos, en quién piensas primero si quieres cualquier cosa relacionada con el inglés?

Y es que, tanto si eres una gran empresa, como si eres un emprendedor que empieza su andadura, Si quieres recibir, primero piensa en ofrecer. ¿Y qué voy a recibir? Pues de primeras se me ocurren tres grandes cuestiones que vas a recibir si cambias tu mentalidad:

  • Información privilegiada. Bajo el principio de que una cosa es lo que tú quieres vender, y otra lo que la gente quiere comprar, cuando ofreces, lo primero que recibes es información privilegiada respecto a tu producto o servicio. Las personas a las que das, te van a ayudar a mejorar tu propuesta de valor.
  • No has conquistado solamente su mente, que está bien. Has conquistado su corazón, que está mucho mejor. Y eso permitirá que, a pesar de que puedas fallar puntualmente, o que el producto de un competidor sea igual o similar, no tengan la tentación de cambiar.
  • Recomendación. Tanto si finalmente compran tus servicios o productos, como si finalmente no lo hacen, estarás en su mente. Te recomendarán. En algunos casos, esas recomendaciones podrán ser de máximo interés para tu proyecto. Recordamos que no siempre es directamente bidireccional la relación dar, recibir.

Nada más y nada menos. Información, fidelidad, recomendación.

Así que, Si quieres recibir, primero piensa en ofrecer. Ama a tus clientes. Cambia en chip y la abundancia llegará de manera gradual.

http://www.primeroestrategia.com

Miguel Yáñez

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*