No need

Tendencia de mercado
Dejamos de necesitar

No es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita

Ese podría ser el resumen de una gran tendencia, de un insight de mercado, de una nueva manera de pensar que se está instalando de manera definitiva y que afecta a la forma de entender nuestra relación con las marcas. Una tendencia que, efectivamente se podría denominar no need.

No necesito un coche. Tengo marcas que me permiten la posibilidad de alquilarlo por minutos, horas o días. Tanto para un desplazamiento corto (por ahora en las grandes ciudades) como para un día premium, si me quiero permitir un capricho.

No necesito un frac, chaqué o esmoquin, tengo marcas que lo alquilan para el día de mi boda, mi fiesta o esa noche especial en la que quiero ir vestido para la ocasión.

No necesito un yate. Dicen que el día más feliz de la vida de muchos marineros es cuando se compran un barco. Y el segundo día más feliz, cuando lo venden. Mejor alquilar.

No necesito una oficina en propiedad, existen espacios de co-working donde, dependiendo del número de teléfono que marques, te responde la misma persona haciendo las veces de secretaria para diferentes empresas y atendiendo en función de si la llamada entrante es por una línea o por otra. También puedo gestionar despacho temporal o sala de reuniones en función de mis necesidades.

Estamos en la era de lo inmediato, de lo efímero, de lo quiero ya, ahora, pero no lo necesito más tiempo.

La pregunta es, además de estos servicios que ya existen, hay otros que podríamos subcontratar. ¿Qué más cosas no necesito? Aquí van algunos ejemplos:

No necesito poseer un taladro y sí herramientas para una obra puntual en casa. ¿Podrían las ferreterías diferenciarse por este tipo de servicios?

Cámaras de fotografía. Las de calidad las utilizo solamente en los viajes especiales. ¿Alguien lo alquila por favor?

Practico muchos deportes. No tengo mucho espacio.  Necesito puntualmente tienda de campaña, equipos de buceo, esquís, material de escalada… ¿Podría alquilar todo o parte temporalmente? ¿Podría acordar que, por ejemplo, cada temporada de esquí, me dejasen lo último, lo mejor, para los pocos días que lo utilizo? ¿Hay oportunidad para una marca que me solucione mi necesidad de no propiedad general de material deportivo?

No necesito amigos para viajar. Pues resulta que ya existe una solución. El nombre, probablemente no muy afortunado pero que explica muy bien el servicio, Rentafriend.com. Dirigido sobre todo para aquellos que no quieren o no pueden viajar acompañados y que puntualmente quieren compañía.

¿Qué otras cosas no necesito?

 

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*