Nombres de marca con apellido

Apellidos para las marcas
Nombres de marca con apellido

Las trampas del ego y el deseo de pasar a la posteridad dejando huella, hacen que muchas decisiones de marca se tomen desde un punto de vista poco profesional. En concreto quiero hablar en este post de una decisión que no garantiza el éxito, pero puede ser elemento clave para que una empresa no consiga “levantar el vuelo”. Me refiero a la elección del nombre de la marca.

Marca con apellido del fundador
Marca con apellido del fundador

¿Nombres de marca con apellido? Pues efectivamente hay muchas marcas que se apoyaron en el apellido del fundador. Así, por ejemplo, el creador de la marca Heineken fue Gerard Adriaan Heineken, que previamente compró una marca local de cerveza a la que decidió poner su apellido. Las Pastillas Juanola deben su origen al farmacéutico Manuel Juanola Reixach y Suchard a Philippe Suchard, que allá por 1825 fundó su exitosa chocolatería.

 

¿Pero qué pasa cuando los apellidos son demasiado comunes, de sonoridad no excesivamente agradable y poco pregnantes? Me refiero a los Gutiérrez, Rodríguez, García etc. Pues que nos encontramos con, Jamones Molina, muebles Guzmán o transportes J. Carrión. Marcas que tienen más complicado triunfar. Como siempre existe la excepción. Es el caso de leche Pascual, que es una gran empresa pero que en términos de branding…

Hay empresas que deciden utilizar el nombre más el apellido. Suelen vincularse al mundo de la moda. Es el caso de Christian Dior, Hugo Boss, Carolina Herrera… En el resto de los casos, se suele apostar por el apellido solamente o por abreviar el nombre. Como por ejemplo J.P Morgan. Ejemplos de empresas que evitan el nombre y prefieren el apellido hay muchas. Bernardo Blanco, elige Blanco. Sebastián Orlando, opta por Orlando. Josep Tarradellas, añade un matiz, Casa Tarradellas. Salvador Tous, elige Tous. Henry Ford apuesta también por su apellido…

Por lo tanto, como recomendaciones para buscar un nombre de marca:

  1. Evitemos el nombre y apellido del fundador. Así podemos buscar nombres que hablen de los valores de la marca. Nombres que evoquen, que construyan para la marca y que anticipen lo que pueda ser su producto, servicio o diferencia fundamental. Las empresas son más que sus fundadores, a los que lógicamente hay que reconocer. Incluso verdaderos revolucionarios como Richard Branson o Elon Musk prefirieron bautizar sus marcas de referencia con nombres como Virgin o Tesla.
  1. Cuando el producto final de la empresa esté claramente vinculado a una persona, como puede ser un diseñador o un arquitecto, podemos utilizar el nombre o apellido. La marca en este caso es una proyección de la persona. Pero tengamos en cuenta que cuando, el individuo pasa a mejor vida, el proyecto empresarial sufre. Existe demasiada personificación de la marca.
  1. Si a pesar de lo comentado, elegimos la persona para el nombre de la marca y ante la duda de si nombre o apellido, mejor el apellido. Como curiosidad, la empresa Walt Disney, teniendo como fundador a un personaje que revolucionó el mundo del cine, siendo un visionario y un icono mundial, decidió recientemente evolucionar la marca a simplemente Disney.
  1. Pero si el apellido es demasiado común o no tiene una sonoridad agradable, descartemos esa opción. Hay alternativas que aportan cierta originalidad, buscando combinaciones que funcionan bien. Los hermanos Marcos, Alejandro y Daniel Fernández combinaron sus nombres creando un apellido ficticio para una marca reconocida: Marco Aldany. Bimba y Lola hicieron lo mismo.
Marcas con nombre del fundador
Marcas con nombre del fundador

 

 

Como conclusión: Nombres de marca con apellido, sí, pero excepcionalmente

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*