marcas atrevidas

Marcas atrevidas que bailan para los clientes
Marcas atrevidas

Si dices que Hitler no fue lo suficientemente violento, hablan de ti. Y si hablan de ti, eso es bueno. Eso lo sabe el filósofo de moda, Slavoj Zizek. Si realmente se lo cree, no es importante. Lo importante es que, una vez lanzada la misiva, ya están pendientes de él. Eso le permite comunicar otras ideas, las suyas. ¿O es que realmente piensa lo que dice?

Eso lo saben las marcas. Las marcas tienen que enseñar su patita. Tienen que provocar, tienen que ser  marcas atrevidas, tienen que acercarse al precipicio y bailar constantemente en él si quieren realmente tener una oportunidad. Los clientes están en el valle y solamente mirarán hacia arriba si hay algo que les llame la atención.

Si no lo hacen con sus productos, deberán hacerlo con su manera de presentarse, con su manera de comunicar, con su manera de comprometerse. Los productos son rápidamente imitables. Después de la necesaria primera notoriedad, quedará la personalidad, los valores con los que realmente la marca se casa.

Marcas que hablan con sus acciones. Starbucks tomó una decisión “arriesgada”. Decidió contratar a 10.000 refugiados para que trabajaran en sus establecimientos. ¿Es eso greenwashing, llamada de atención o compromiso? ¿Qué más da? Probablemente sea un poco de todo, pero es bueno para la marca y es bueno para algunos refugiados.

Marcas que explican las cosas claras. Como Línea Directa o MediaMark. Que lo que vienen a decir es que “pagar más por lo mismo, es un poco estúpido”.

Marcas que se posicionan políticamente. Nike y su “Equality should have no boundaries”. Sin duda ha sido valiente. Ha perdido parte de los clientes que votan a Trump.

Marcas comprometidas, marcas posicionadas, marcas que bailen en el precipicio. Porque las marcas atrevidas no siempre ganan, pero si no son atrevidas, tienen realmente menos posibilidades.

Benetton lo era, y dejó de serlo. No es la razón principal por la cual no levanta cabeza, pero tampoco ayuda su comunicación más light actual. Sigue apoyando la paz en el mundo y la diversidad racial y cultural, pero su original radicalidad ha quedado muy minorada. Es más políticamente correcta que antes.

Benetton provoca
Benetton provoca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras cruzaron la línea roja. Es el caso de Dolce & Gabbana u otras marcas que han cruzado ciertos límites. Puedes meterte con trump pero no puedes incitar la violación de la mujer.

Dolce&Gabbana cruza la línea roja
Dolce&Gabbana cruza la línea roja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El problema siempre es el mismo. Si te asomas demasiado al precipicio, puedes caer.

 

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*