Doble check azul. Valor añadido para algunos, pérdida de intimidad para otros

ChivatoEs siempre importante seguir innovando, dar nuevos usos a los productos, proponer nuevas funcionalidades, mejorar los servicios.

La iniciativa de WhatsApp del doble check azul de confirmación de lectura entra dentro de esa supuesta mejora continua que toda marca, todo producto, tiene que tener.

Pero detrás de las formas, se esconde una práctica que recuerda a ciertos monopolios. ¿Recordáis cuando Telefónica nos obligaba a pagar por servicios que no habíamos pedido?. En el fondo, esto es parecido. Es posible que sea interesante para algunos, aquellos que deseen controlar (padres, parejas, jefes…), pero es un ataque frontal a la libertad de aquellos que, como yo, preferimos que se conozca de nosotros lo justo.

Personalmente no quiero que los demás sepan cuando estoy conectado ni cuándo he leído o he dejado de leer un mensaje. No quiero sentirme obligado a responder inmediatamente. No quiero que mi interlocutor me diga, “!!ehh, que se que lo has leído, respóndeme ya!!”. Quiero tener la opción de no responder al instante. Bien sea, porque estoy en medio de una reunión, o de una conversación, porque en ese momento no me va bien o simplemente porque no me da la gana.

También, en ocasiones, quiero responder adecuadamente, cuando mi tiempo y mi momento me lo permita. Bien porque he decidido que mi interlocutor se merece una respuesta cuidada o porque la cuestión sobre la que conversamos, precisa de una contestación original o divertida.

Resumiendo, me parece bien la iniciativa, siempre que sea opcional. Es un valor añadido, pero quiero tener la posibilidad de usarla, o no. Ahora se trata de una imposición. Para mi, el doble check azul un “chismoso incómodo” un chivato de mi actividad.

Uno de los puntos fuertes de WhatsApp es que la mayoría lo tenemos. Pero haría bien la ahora filial de Facebook en corregir y permitir que aquellos que apreciamos la intimidad y la privacidad, podamos desactivar la nueva función. De lo contrario, la experiencia del cliente se resiente y eso siempre será una buena noticia para sus competidores, que verían cómo se abre una ventana de oportunidad.

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*