¿Nuevos mercados para romper la estacionalidad de los destinos?

Estacionalidad destinoUno de los problemas de España destino turístico en general y sus principales subdestinos en particular, es la estacionalidad. ¿Cómo romper la estacionalidad del destino?. La diversificación de la oferta permite ofrecer a los mismos turistas, otros productos y en otras épocas del año. Pero ya se sabe que cambiar percepciones es tremendamente complicado. Lo mismo pasa con los destinos, variar la idea que tiene un turista de un destino, siempre será más difícil que captar un turista diferente al que le ofreces ese producto “nuevo”. Y aquí es donde aparece la oportunidad.  Nuevos turistas si pero, ¿quiénes?.

Pues aquellos que no estén tan interesados en veranear en julio y agosto y aquellos que no estén tan interesados en el sol y playa, deberían ser estratégicos para España. Cruzando ambos aspectos, justo aparece el mayor mercado emergente en turismo, el mercado chino. Del 1 al 7 de octubre (la semana dorada) y coincidiendo con el día nacional chino, los incansables trabajadores chinos tienen días de descanso. Además, resulta que a los chinos, el moreno no les acaba de gustar. No es que rechacen las playas, pero prefieren otro tipo de vacaciones.

La realidad es que es ya son la primera potencia turística del mundo, con 1.300 millones de habitantes y 100 millones, que salen de vacaciones fuera. De esos 100 millones, 5 millones vinieron a Europa y pocos (aproximadamente 250.000 turistas en 2013) , tiene como destino preferente España.

¿Y qué está haciendo España para captar a ese turista potencial de crecimiento exponencial?

Para captar un mercado hay que entenderlo y conocer sus necesidades y preferencias. Una de las necesidades que tiene el turista chino es la de demostrar su estatus. Gastan más (167 €) que la media (108€) y no es la ostentación por la ostentación, pero si el deseo de demostrar el éxito social. Entre los suyos necesitan decir “ehhh, que puedo viajar al extranjero. Una vez en el destino, optan por el turismo cultural y el de compras. Por supuesto quieren sentirse importantes y bien tratados, incluso más que otros. Para un chino, una venta tiene que ver con una experiencia que merece un cuidado, un esmero por parte de todos, el que compra (ellos), y el que vende.

Ahora no aparecemos entre los 20 destinos predilectos de los chinos, pero eso puede cambiar, si lo hacemos bien.

Más allá de la propia promoción de España en el segundo país con más millonarios del mundo, después de EEUU. Más allá de mejorar las conexiones aéreas y de solucionar las actuales complicaciones con los visados, sobre todo hay que ofrecer una experiencia turística positiva, una vez que han llegado.

Restaurantes que abran a las 12, guías, información e incluso señalización en chino, canales de televisión chinos… pero sobre todo, el idioma. ¿Quién les puede atender en su idioma?.

China es una oportunidad doble, no sólo para captar muchos turistas nuevos sino para desestacionalizar los destinos turísticos españoles.

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com/

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*