las 4 p del marketing. Nuevo paradigma, viejas maneras

Nuevo paradigmaHace tiempo hablaba de cómo se pasaba de las 4 p del marketing (precio, producto, plaza y promoción/publicidad) a las 4 c (coste en lugar de precio para explicar una idea más amplia que incluye el coste de oportunidad, cliente en lugar de producto para explicar la prioridad, conveniencia en lugar de plaza para recoger, comprar, utilizar, devolver el producto o servicio y comunicación en lugar de promoción, para explicar un concepto más bidireccional, amplio y menos intrusivo).Más allá de cuestiones teóricas que forzadamente y para ser recordadas se intentan vincular a letras, hay un tema que es más profundo y que tiene que ver con ese cambio de paradigma, con esa nueva realidad en la que las marcas que no entren, quedarán desplazadas, olvidadas para el consumidor. Si hay que elegir una letra es solamente la p. La p de personas. Esto de lo que va es de personas, de establecer relaciones de comunicación sincera, verdadera con personas, de querer, de verdad satisfacer las necesidades. Va de conseguir experiencias positivas, memorables, al tiempo que justas, lógicas en el marco de un intercambio equilibrado.

Si, se ha dicho por activa y por pasiva pero no se interioriza. Lo comprobamos permanentemente con nuestra propia experiencia como clientes en contacto con diferentes marcas. También desde nuestra experiencia como consultores, al estar en contacto con algunos responsables de esas marcas. Muchas empresas siguen pensando en el corto plazo, en conseguir un poco más del cliente. Estas que ven al cliente como un monedero y no como una persona, no tienen futuro. Por el contrario, aquellas marcas (también las hay), que piensan a largo plazo, aquellas que intentan dar un poco más al cliente, que se ponen de verdad en su piel, que quieren sinceramente satisfacerlo, conseguirán no sólo la fidelidad sino la prescripcón de su marca.

Si hay que elegir una letra es solamente la p. La p de personas. Esto de lo que va es de personas, de establecer relaciones de comunicación sincera, verdadera con personas, de querer, de verdad satisfacer las necesidades. Va de conseguir experiencias positivas, memorables, al tiempo que justas, lógicas en el marco de un intercambio equilibrado.

Si, se ha dicho por activa y por pasiva pero no se interioriza. Lo comprobamos permanentemente con nuestra propia experiencia como clientes en contacto con diferentes marcas. También desde nuestra experiencia como consultores, al estar en contacto con algunos responsables de esas marcas. Muchas empresas siguen pensando en el corto plazo, en conseguir un poco más del cliente. Estas que ven al cliente como un monedero y no como una persona, no tienen futuro. Por el contrario, aquellas marcas (también las hay), que piensan a largo plazo, aquellas que intentan dar un poco más al cliente, que se ponen de verdad en su piel, que quieren sinceramente satisfacerlo, conseguirán no sólo la fidelidad sino la prescripcón de su marca.

Nueva realidad en la que las marcas que no entren, quedarán desplazadas, olvidadas para el consumidor.Si, el paradigma ha cambiado, pero algunas empresas, o mejor dicho, algunos responsables de marcas, no.

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com/

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*