¡Andá los Donuts!: Reposicionamiento de marca

El otro día pasé por la panadería de mi barrio. Aquella misma en la que, antes de ir al cole, me compraba el desayuno de todos los días y me lo metía en la cartera: por supuesto, los  Donuts.

Y es que había visto la campaña reciente en la que se comunica que vuelven los Donuts del día, con su envase de siempre.

 

Entré a mi panadería y  pregunté: ¿Qué pasa…que vuelven los Donuts?  Me contestaron que tenían de los dos tipos. Seguí preguntando: ¿Pero siguen los otros? Me dijeron que sí. Y yo seguí preguntando : ¿Y qué pasa….que éstos son mejores? Aquí me contestaron a la gallega: “Estos son más caros, los otros más baratos”. También me dijeron que lo estaban notando y que la campaña parece que estaba funcionando.

Fui  al otro panadero del barrio que conozco y me dijo lo mismo: “Los otros siguen y son más baratos, pero la gente está comprando ahora más de estos Donuts”.

Por una parte buenas noticias: la marca parece haber reaccionado ante el reciente declive en ventas. Sobre todo en hostelería, cafeterías y panaderías de barrio, donde se valora el producto reciente.

La comunicación es buena aunque con algún matiz. ¿Por qué no han recurrido a aquella frase que los hizo famosos en toda una generación?  ¡Andá los Donuts…! Un guiño de un segundo capaz de evocar el posicionamiento de toda una vida. Tendrán sus razones. Lo cierto también es que logran comunicar sus valores tradicionales en un tono entrañable y cercano.

Pero por otra nos surgen algunas dudas, y sobre todo una: ¿Qué pasa con el otro producto? ¿Era peor que éste? ¿Menos natural? ¿Precongelado? ¿Conservantes?. Me preocupa.

Y yo me pregunto….¿Por qué no son audaces, apuestan definitivamente y dejan de banalizarse como bollería industrial? ¿Por qué no resuelven la incoherencia y dejan  de ir contra los valores que tanto les diferenciaron? Donets, además de ser un bollo fresco y exquisito, representa el esmero de toda una Compañía en servir sus “pasteles” recién salidos del horno. ¡Fuera el plástico!. Interesante reposicionamiento de marca

Desde luego la marca está suficientemente dotada en valores para rectificar, recapitalizarse y volver a ocupar ese papel privilegiado en la mente de todos. Por cierto me comí uno: riquísimo sabor, deliciosa textura, bonitos recuerdos….mientras me chupaba los dedos.

 

Jorge González

www.primeroestrategia.com

Recomienda esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*